Análisis LA-MULANA

http://i.imgur.com/rzGnd5h.jpg

Título: LA-MULANA                                          Plataforma: Wii (WiiWare)

Genero: Plataformas, aventura                           Desarrollador: Nigoro, Enjoy Up

En 1995, Takumi Naramura, programador aficionado, quiso rendir homenaje a los juegos clásicos de los ordenadores de 8 bits del tipo MSX, creando una aventura con tintes de los juegos cásicos de Konami y con toques de otras grandes franquicias como Castlevania y Metroid. De esa extraña pero eficaz fusión, nació para PC, La-Mulana.

El éxito que cosechó en Japón el título en su versión para PC, motivó que Nicalis, productora de otro juego indie de gran éxito como Cave Story, contactase con Nigoro (estudio creador de La-Mulana) para lanzar el juego a la tienda Virtual de Nintendo.

De la mano de Enjoy Up, por fin y tras una larga espera e incertidumbre por saber si llegaría a nuestro continiente, podremos disfrutar de este peculiar título, el cual es sin duda, una de las mejores opciones de compra dentro del catálogo de WiiWare.

 

HISTORIA

 

Lezema Kosugi, profesor de Universidad y arqueólogo cual Indiana Jones, es un joven de 31 años famoso en el mundo por sus descubrimientos. Hijo y descendiente de arqueólogos, Lezema recibe un día una extraña carta de su padre y rival, Shawn Kosugi, asegurando que después de tres generaciones de arqueólogos en su familia, había sido el único en encontrar las legendarias ruinas de La-Mulana, un misterioso lugar donde segun se cuenta, se originó la civilización.

Tras recibir la carta, Lezema recibe la noticia de que su padre ha desaparecido en su períplo entre los numerosos y recónditos pasajes de las místicas ruinas. Haciendo uso de su látigo, nuestro protagonista se embarca en una difícil y emocionante aventura entre diferentes ruinas y laberíntos para intentar dar luz a las preguntas que la ciencia se plantea al respecto de la existencia de las ruinas de La-Mulana y el origen de la humanidad.

 

GRAFICOS

 

Un apartado que poco importa sabiendo más aun la auténtica procedencia y origen del juego. La-Mulana cuenta con gráficos sencillos, inspirados en los juegos clásicos de 16bits pero con un acabado más definido, escenarios cargados de suaves sprites que lo acerca más aun a un juego 2D actual. El framerate y la fluidez en movimientos de La-Mulana se hace patente en algunos de los cientos de enemigos diferentes que podemos encontrar en el título, haciendolo poco repetitivo visualmente hablando.

http://i.imgur.com/zhhBELs.jpg

 

Aunque la adaptación del juego para Wii es infinitamente superior en el apartado visual, Nigoro ha sabido mantener al 100% la esencia de un juego clásico de los años 80, auténtica inspiración para este título. Como única pega (pero que a su vez también se agradece debido a la complejidad de los laberínticos escenarios) cabe decir que los sprites de los personajes son quizás demasiado pequeños respecto al escenario.

 

http://i.imgur.com/r7cDmWj.jpg

 

JUGABILIDAD

 

Si hay algo que destaca y hace grande a La-Mulana, es sin duda su jugabilidad. Ante todo, hay que hacer hincapié en que su estética y aspecto gráfico no debe confundir al jugador, pues posiblemente, y casi seguro, estamos delante del título más difícil dentro del catálogo de juegos descargables de WiiWare.

Antes de centrarnos en su dificultad y las razones de la misma, hay que destacar también que La-Mulana es compatible con todas las opciones (en lo que a controles se refiere) que Nintendo nos ofrece con su aun actual consola de sobremesa. Podemos jugar sólo con el Wiimote en posición horizontal, con la combinación Wiimote + Nunchuk, el mando de Game Cube o el Clásico y para colmo, también podremos jugar con un teclado USB. Sea como sea, el juego no hace uso del sensor de movimiento ni del puntero del Wiimote, teniendo una jugabilidad clásica como los juegos de antaño.

Para realizar el análisis hemos probado los diferentes tipos de controles y, aunque no vamos a detallar todos en profundidad, si cabe mencionar que sin duda alguna, la mejor opción es usar el Wiimote en posición horizontal o usar el mando clásico debido a la buena disposición de los botones de acción, y de despliegue de menú. Al contrario de lo que pueda parecer, el control de Game Cube es quizás el más lioso, ya que, por ejemplo, nos costará entrar al menú de estado y de objetos (lo cual hay que hacer muy amenudo) usando el Stick C tanto para acceder como para navegar sobre el mismo. El teclado es muy útil si perteneces o formas parte de la rama "pecera" de jugadores.

Una vez iniciada la partida, nos encontraremos en las zonas limítrofes de las ruinas, donde en una de las 3 tiendas, conoceremos a Elder Xelpud, guardian de las ruinas de La-Mulana y aficionado a los ordenadores y las nuevas tecnologías. Será fundamental hablar con él, ya que nos facilitará un ordenador en el que podremos ver nuestro status, recibir mensajes con consejos y pistas de cómo seguir avanzando en el juego, equipar nuestras armas principal y secundaria y hacer uso del original sistema de software, el cual consiste en, sin exceder la capacidad de almacenamiento de nuestro ordenador, "instalar" aplicaciones que iremos encontrando en nuestro periplo para facilitarnos un poco las cosas en el juego. 

http://i.imgur.com/Gofor1T.jpg


En este título es fundamental la investigación y la paciencia. El diseño de las ruinas y de los exteriores de las mismas con bastante complejos, ya que están creados a modo de laberinto con diferentes rutas a elegir pudiendo ser fácil perderse. También es habitual el tener que retroceder sobre nuestros pasos debido a que, en según qué zonas, necesitaremos objetos específicos para poder seguir avanzando (los cuales muchos de ellos tendremos que comprar en alguna de las numerosas tiendas que hay a las afueras de las ruinas).

La complejidad en la estructura de La-Mulana es enorme. Tanto es así que no se puede considerar un juego lineal o un correpasillos...sino que tendremos que explorar una y otra vez las diferentes zonas, dar con los objetos necesarios para continuar ante un obstáculo, etc. Para facilitarnos las cosas, además de los e-mails que recibiremos con consejos y pistas del Guardián de las Ruinas, iremos cruzándonos con unas "lápidas encriptadas" en un idioma ilegible que iremos desencriptando gracias a nuestro ordenador y a uno de los objetos que adquiriremos. Esas lápidas dan pistas adicionales para guiarnos, en especial, en las laberínticas ruinas.

Un problema añadido a la enorme dificultad del título es la ausencia de traducción al castellano. Estando el juego traducido sólo al inglés (el cual, en ocasiones, debido a expresiones y tecnicismos resulta un tanto complejo jugarlo sin un diccionario a mano).

Será fundamental al inicio ir guardando a cada pequeño progreso que realicemos usando los relativamente abundantes puntos de guardado que encontraremos, ya que no existen vidas y continuaciones...si mueres y no has salvado tus avances, no nos queda otra que comenzar desde el último punto de guardado perdiendo todo nuestro progreso.

http://i.imgur.com/QLBFg27.jpg

 

Pese a que esto ultimo puede parecer una obviedad, la escasa vida de nuestro personaje al inicio, la complejidad de los laberintos y el tener que ir retrocediendo en numerosas ocasiones para comprar algun objeto, arma, etc, hacen que poder salvar la partida numerosas veces sea una bendición.

La-Mulana rompe el tabú de que juegos con una estética sencilla son para niños. La dificultad del título al inicio, puede llegar a desesperar al jugador si no tiene la paciencia necesaria. Dicha dificultad reside más en la complejidad en el diseño de las enormes ruinas que en la dificultad de eliminar a los enemigos. En ocasiones, y sobre todo al inicio, puede resultar frustrante el tener que regresar sobre tus pasos, morir infinidad de veces en un mismo sitio, perderte y atascarte durante horas, etc.

Si eres un jugador experimentado y paciente, La-Mulana deja de ser un simple juego hecho por aficionados para convertirse en un auténtico reto personal. Avanzar e ir superando las diferentes ruinas que debemos atravesar es toda una proeza que engancha al jugador horas y horas frente la consola.

 

Gameplay nivel: Koreano

 

SONIDO

 

Cabe destacar que pese a su aspecto, La-Mulana es un juego cuidado y pulido de principio a fin. Una gran muestra de la calidad y mimo con la que han desarrollado el título es la sobervia y adictiva banda sonora del juego. Numerosas sintonías de gran calidad inundan cada rincón del título, siendo todas muy pegadizas y muy poco repetitivas. Pocos títulos Indie pueden presumir de tener una música que emocione y motive al jugador a seguir jugando con sintonias acordes a la acción que derrocha este juego.

El resto de efectos son los característicos de los juegos clásicos. Por último, y acorde también con los orígenes del título, el juego carece de doblaje.

 

CONCLUSION

 

La-Mulana es justo merecedor del éxito cosechado en tierras niponas. Sin ser un portento gráfico y siendo un juego que no ha requerido de cientos de millones de dólares para su desarrollo, está a la altura de los juegos considerados "hardcore" debido a su dificultad y el tiempo que requiere de juego para avanzar en la historia.

Nos da todas las posibilidades para elegir el control que sea más cómodo para nosotros, lo cual es de agradecer. Con un control preciso (exceptuando el salto, el cual no podemos dirigir en el aire) recorreremos largos senderos y laberínticas ruinas donde nuestra habilidad, nuestro ingénio y perseverancia harán que no podamos dejar de jugar a este adictivo y sensacional título.

Un jugador que se considere hardcore o experimentado no podrá serlo hasta que no haya jugado a La-Mulana.

 

LO MEJOR:

 

  • Un juego ENORME de gran calidad que sin duda pasará a la historia dentro de los "imprescindibles" juegos Indie.
  • Un título de estilo ochentero, actualizado a los tiempos que corren y sin perder la magia de antaño. ¡Oh sí!
  • Nos ofrece todas las opciones en el uso de los diferentes controles compatibles con Wii.
  • Puede presumir de ser el juego más completo y dificil de WiiWare, desmitificando de que Wii sea una consola para los más pequeños de la casa y jugadores casuales.
  • La complejidad de los escenarios en su diseño deja en pañales a los juegos de las grandes compañías de videojuegos actuales.
  • Una vez te haces a la dinámica del juego es ADICTIVO. Te mantendrá enganchado horas y horas frente al televisor.
  • Una banda sonora magistral (acorde a la estética retro que posee).

 

LO PEOR:

 

  • Un juego que depende tanto de pistas y ayudas no debería venir sin traducir al castellano en los tiempos que corren.
  • La dificultad es un arma de doble filo. Si eres un jugador poco paciente y nervioso, olvídate de La-Mulana por el bien de tu salud.
  • Que semejante título llegue tan tarde a Europa y América. (Esperemos que tenga la repercusión merecida también con Wii U)

 

NOTA: 9