Análisis Risen 3: Titan Lords

Título: Risen 3: Titan Lords                             Plataforma: PlayStation 3, Xbox 360 y PC

Género: Rol, Aventura, Acción                        Distribuidora: Koch Media

Los programadores Piranha Bytes, los creadores de Gothic y Risen, y los editores Deep Silver y Koch Media nos devuelven por tercera vez al mundo de “RISEN” con “Risen 3: Titan Lords” tercera entrega de la ya famosa saga de rol, aventura y fantasía, ya a la venta en formato físico para PC, Xbox 360 y PlayStation 3.

 

HISTORIA

 

Con “Risen 3: Titan Lords” nos adentramos una vez más en un mundo de fantasía, magia, aventuras y criaturas legendarias alucinantes. Nuestro héroe, un aventurero sin nombre (sin posibilidad de personalizarlo físicamente), fruto del amor entre un temido pirata y de una de las protagonistas de la anterior entrega “Risen 2: Dark Waters”, esto nos sirve de unión entre el juego anterior y esta nueva secuela.

Nos encontramos en una misteriosa cueva de una isla remota, donde cuenta la leyenda que existe un legendario tesoro de valor incalculable, justo en esta localización comienza nuestra aventura y es donde por desgracia desatamos el poder de la oscuridad, liberando a malvados demonios que nos roban el alma y nos dan por muerto.

Gracias a un poderoso mago que nos devuelve a la vida nos enteramos de la terrible situación que hemos provocado y nos explica que tendremos que ir en la búsqueda de las fuerzas demoniacas liberadas por nuestro error para salvar el mundo, recuperar nuestra alma y no terminar convertidos en un ser de la oscuridad y del inframundo para el resto de la eternidad.

Necesitaremos la ayuda de unos antiguos y poderosos magos exiliados, protegidos por unos poderosos guardianes, tendremos que ir en su busca pasando por alucinantes lugares, zonas y territorios para llegar a encontrar “Taranis La Isla del Trueno” para poder pedirles ayuda y convertirlos en nuestros aliados si queremos vencer a la oscuridad desatada y recuperar nuestra alma. Así comienza nuestra aventura…

 

GRÁFICOS

 

En “Risen 3: Titan Lords” nos encontramos con un gran y alucinante mundo abierto lleno de posibilidades recreando gráficamente a la perfección lugares de leyenda y de fantasía para completar el trasfondo de la historia y meternos por las pupilas unos entornos bellos variados y coloristas.

Si bien es cierto que no estamos ante un juego “top” en su género gráficamente hablando, pero se nota mucho la mejora con respecto a los dos anteriores juegos, sin duda alguna este “Risen 3: Titan Lords” tiene el mejor apartado grafico y visual de la saga, y recorrer y perdernos en su mundo mientras realizamos misiones en busca de aventura es una pasada y una delicia para el jugador en busca de juegos de este, por desgracia cada vez más escaso genero entre tanto “shooter genérico” o “títulos deportivos anuales”.

Los bosques, las aguas, el cielo, los personajes amigos o enemigos, los hechizos de luz, hielo o fuego, las criaturas mitológicas y fantásticas, todo tiene ese encanto grafico de cuento de hadas, leyenda o de película de aventuras clásico, donde pasaremos horas y horas recorriendo senderos, cuevas, islas, ciudades abandonadas, minas, pueblos de estilo medieval, ya sea andando, corriendo, nadando o escalando.

Las animaciones de la batalla en pleno combate también son gráficamente muy espectaculares y divertidas mientras luchamos y derrotamos a nuestros enemigos con gran variedad de armas y de hechizos mágicos todo recreado con gran detalle y calidad y nos reafirmamos al decir que sin duda es el mejor juego de la saga gráficamente hablando.

 

SONIDO

 

El conjunto sonoro de “Risen 3: Titan Lords” no está nada mal, con grandes efectos de sonido para recrear los cientos de combates de nuestra aventura donde el golpear de nuestras armas o el sonido de nuestros hechizos consiguen una gran inmersión que hace el juego más apetitoso y entretenido para nuestros sentidos.

Las distintas melodías que componen la banda sonora del juego están bien orquestadas e interpretadas todas con ese toque aventurero característico de las grandes producciones de fantasía y leyenda, la empresa encargada de dar vida al sonido de “Risen 3: Titan Lords” ha sido nada más y nada menos que “Dynamedion”, empresa alemana encargada de otras grandes producciones del mundo del video juego y también del anterior Risen 2: Dark Waters.

Por desgracia el juego no está doblado al castellano, aunque si subtitulado, al igual que los dos anteriores juegos de la saga y para un juego del genero aventura, rol y fantasía esto hoy en día tendría que ser algo obligatorio, ya que otras grandes producciones como Fable 2, Fable 3 o Skyrim han sido dobladas a nuestro idioma con gran éxito entre la comunidad de jugadores.

Eso ultimo hace que tengamos que estar todo el rato leyendo y leyendo a todas horas incontables líneas de dialogo, si a esto le sumamos que el doblaje en ingles del juego tampoco es nada del otro mundo nos encontramos con el punto más flojo dentro del apartado sonoro del juego.

 

JUGABILIDAD

 

En “Risen 3: Titan Lords” encontramos todos los puntos fuertes de las dos entregas anteriores y por supuesto mejorándolo. Empezamos por lo obvio y más importante dentro de un juego de este género, el mundo del juego es muy grande y siempre querremos saber que se esconde detrás de aquella gran roca o tras ese enorme castillo, eso hace que la exploración sea la base solida del juego mientras recorremos el mapamundi ya sea para realizar la trama principal del juego o bien una de las múltiples misiones secundarias que encontraremos o que los personajes nos asignen.

A la hora de entablar combate el sistema ha sido totalmente rediseñado y mejorado con respecto a anteriores entregas, las animaciones están más pulidas en esta ocasión, y tendremos que estar atentos para aprender los patrones de ataque y defensa de nuestros enemigos, en busca de puntos fuertes para defendernos de sus ataque y también de sus zonas débiles para contraatacarles donde más duele, gracias a cada vez mejores armas y hechizos que conseguiremos a lo largo de nuestra aventura, todo esto mientras esquivamos o bloqueamos ataques lo más rápido posible como si de una violenta danza se tratara.

A la hora de progresar con nuestro personaje nos encontramos con diferentes gremios y facciones con distintas habilidades, armaduras y misiones que dan variedad y frescura al juego dependiendo de cual elegimos y de si decidimos ayudar o dar la espalda a ciertos personajes o criaturas que encontraremos en nuestro camino a la salvación de nuestra alma.

 Como en otros famosos juegos como Mass Effect o Dragon Age, en “Risen 3: Titan Lords” también contamos con la posibilidad de tomar nuestras propias decisiones, elecciones o caminos alternativos, cada acción tiene una consecuencia o reacción distinta y este factor da mucho juego a la hora de encarar las distintas misiones o a la hora de ayudar o de entablar conversación con los cientos de personajes que rodean el mundo de “Risen 3: Titan Lords”.

Al igual que en Risen 2: Dark Waters los viajes en barco repiten en este juego haciendo de la exploración marítima todo un éxito, y si a eso le añades la capacidad de nadar a nuestro antojo por cualquier rio, océano, mar o pantano pues mejor que mejor para dar libertad y variedad a nuestras aventuras.

Como en todo buen juego de rol que se precie al vencer a nuestros enemigos o al completar las diversas misiones conseguiremos puntos de experiencia para nuestro personaje que repartiremos entre diversos atributos para mejorar las opciones de ataque, defensa, magia, negociación, profesiones específicas o de diversas facciones o gremios, etcétera.

Al igual que en otros juegos del genero dependiendo de cómo realizaremos nuestras misiones o de cómo entablemos conversación con los diversos personajes de la aventura conseguiremos un resultado u otro dentro de la negociación o de la manipulación que nuestro personaje sea capaz de influir a nuestros aliados o enemigos.

Por supuesto el dinero que conseguimos a lo largo del juego es también una parte importante dentro de Risen 3 y lo gastaremos para conseguir mejores espadas, armas de fuego o  para adquirir nuevos materiales necesarios a la hora de progresar en nuestra aventura gracias a habilidades secundarias como alquimia, herrería, caza o de su sistema de artesanía, donde podremos crear, comprar o conseguir pócimas, hierbas, armas, gemas, dotando al juego de una gran variedad de situaciones y de acciones diferentes para mantenernos siempre ocupados y con alguna tarea a realizar.

La edición que se pone a la venta en España de “Risen 3: Titan Lords” es la “First Edition” que incluye solo para las primeras unidades, además del juego original, una serie de contenidos descargables para aumentar aún más la variedad y la duración del juego con tres nuevas tramas llamadas “Fog Island”, “Uprising of the Little Guys” y “Adventure Garb” donde encontraremos aventuras en una peligrosa y misteriosa isla, unos extraños gnomos que solicitaran nuestra ayuda y nuevos atuendos y armas para nuestro personaje.

 

CONCLUSIÓN

 

Si te gustan los juegos de rol, aventuras y acción sea del tipo o estilo que sea, te recomendamos totalmente que compres ahora mismo “Risen 3: Titan Lords”. Con este juego vas a pasar muchas horas en un mundo rodeado de increíbles localizaciones, grandes personajes amigos o enemigos y una jugabilidad que te va a enganchar en cientos de combates delante de tu consola o de tu Pc.

“Risen 3: Titan Lords” cuenta con algunos fallos y pequeños defectos pero sin duda alguna estamos ante un juego notable que no te va a dejar indiferente aunque no hayas jugado a sus anteriores entregas, o mejor aun si las has jugado y disfrutado con anterioridad.

 

LO MEJOR

  • El juego engancha a pesar de sus defectos y dan ganas de no dejar de jugarlo.
  • Es muy largo y variado pasaras muchas horas en el mundo de “Risen 3”
  • Sus creadores han mejorado el juego mucho en todos sus apartados aunque…

LO PEOR

  • Para ser la tercera entrega arrastra defectos de los dos juegos anteriores.
  • El juego no está doblado en castellano y el doblaje ingles tampoco es gran cosa.
  • Bueno gráficamente pero no destaca en exceso como en otros títulos del género.

NOTA: 7,5