Análisis Ghostbusters: The Videogame Remastered

Nombre: Ghostbusters: The Videogame Remastered         Plataforma: PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, PC  

Género: Acción aventuras                                               Distribuidora: Koch Media

Tras diez años de la salida del título original, nos llega ahora Ghostbusters: The Videogame Remastered. En la versión inicial nos uníamos a los Cazafantasmas, como el último miembro de este peculiar equipo de control de pagas ectoplásmicas, en un verdadero ejercicio de cómo hacer bien una adaptación de una película a un videojuego.

   Tras esta década, Saber Interactive nos vuelve a traer, actualizado, las aventuras de Venkman, Ray, Egon, Winston y del novato, y nos pone de nuevo e rifle de protones en las manos. Veamos qué podemos esperar de la aparición que tenemos ante nosotros. Es hora de llamar a los... ¡Cazafantasmas!

 

HISTORIA

 

En este caso encarnamos a un novato, recien incorporado a las filas de los Cazafantasmas, ampliadas para poder hacer frente al creciente número de trabajos gracias a los acuerdos alcanzados con la alcaldía de la ciudad. Además de e trabajo normal esperable para un cazador de espectros, entre nuestras responsabilidades también está la de hacer de conejillo de indias de todo el equipamiento experimental desarrollado por Egon y Ray.

   Pues bien, durante nuestro primer día un pequeño accidnete en las instalaciones provoca que Moquete se escape de su celda de contención y huyaa su lugar favorito: el hotel en el que el equipo le capturó la primera vez. Los Cazafantasmas parten a capturarlo de nuevo, decididos a aprovechar este incidente como una prueba al novato. Sin embargo, poco después comprobarán que alguna fuerza misteriosa está provocando un aumento alarmante en la cantidad de entes y espectros aparecidos por la ciudad. Incluso reaparecen antiguas amenazas que ya creían derroadas, como el diabólico y adorable Poppy Fresco. Y todo esto parece empezar justo antes de que se abra una exposición de la cultura gozeriana.

   La historia, escrita por Dan Aykroid y por el difunto Harold Ramis, Ray e Egon en las películas, es realmente un guión digno de las películas orginales de los Cazafantasmas: plagado de acción y comedia, con el añadido de un fuerte elemento nostálgico, no sólo por volver a reencontrarnos con los personajes del equipo, con su mismo carisma, personalidades arrolladoras y frases realmente buenas, sino también por volver a ver viejos y fantasmales conocdos como Moquete, Poppy Fresco o la Señora Gris, el fantasma de la bibliotecaria que supuso el primer contacto con entidades del Más Allá para Peter, Egon y Ray. Es una historia que, al gual que la de as películas, nos enganchará y nos pasar un buen rato.

 

GRÁFICOS

 

En el apartado gráfico, esta remasterización aguanta bastante bien la década transcurrida. Es cierto que el modelado de los personajes y las animaciones dejan entrever que no es juego precisamente actual, pero las mejoras en la resolución y en las texturas logran que se acerque mucho. Además, los efectos de luces, sobre todo de los rayos de protones, son de realmente de gran calidad, por lo que realmente no aparenta el tiempo que realmente tiene, ni de lejos.

   Por lo demás, y aunque ésto ya se apreciase, lógicamente, en el juego original, los modelados de los espectros y almas en pena que nos encontraremos son muy buenos, realmente variados y muy acordes con el espíritu y estética de los que nos encontramos en las películas. Los escenarios también están bien hechos, llenos de referencias a las entregas de celuloide. A pesar de lo cual hemos de señalar que en algunos momentos peca al repetir muchos pasillos iguales y reutilizar muchas deccoraciones en el escenario.

 

SONIDO

 

En el apartado sonoro, gozaremos con muchos temas y melodías extraídas de la banda sonora original, lo que es un gran punto a su favor. También los efectos sonoros son buenos, sobre todo en el caso de los rayos de protones, que sólo con escucharlos nos transportarán al instante a un cine de los ochenta.

   En cuanto a las voces, este es, quizá, el principal punto negativo de esta remasterización. Y es que si bien el título original estaba doblado a castellano con las voces originales en el pais de as películas, los archivos de dicho doblaje se perdieron, por lo que esta revisión nos viene sin hablarse en el idioma de Cervantes. En su lugar escucharemos el de Shakespeare, con las voces originales de los actores de las películas. Y es cuerto que es una pena que el doblaje al castellano ya no esté, pero también hay que señalar que las voces de Dan Aykroid, Bill Murray, Harold Ramis o Ernie Hudson, entre otros, son una verdadera gozada. Además, e juego está traducdo de una forma más qe correcta a nuestro idioma, por lo que, a pesar de todo, tampoco es una pérdida que nos empañe la experiencia.

 

JUGABILIDAD

 

Nuestro principal función como el quinto cazafantasmas es, obviamente, cazar las almas en pena que pululan por la ciudad de Nueva York. Para ello haremos uso principalmente del clásico rayo de protones, que usaremos para debilitar a los fantasmas. Una vez que estén débiles, podremos sujetarlos con nuestro rayo y estamparlos contra la pared que tengamos más cerca para aturdirlos y, una vez se encuentren en una posición vulnerable, podremos capturarlos con las trampas de suelo características del equipo.

   Tendremos que tener cuidado durante el proceso, ya que el rayo tiene tendencia a sobrecalentarse, con lo que deberemos enfriarlo antes de que pase si no quedemos quedarnos indefensos mientras se enfría de forma natural. Además, incluso podremos llegar a cruzar los rayos con los demás, una maniobra arriesgada que lo más seguro es que acabe con nosotros derribados por el retroceso y la potencia que provoca.

   Otra herramienta principal en el equipo de un cazador de entes espirituales son las gafas y el escáner espiritual, el aparato con antenas que Egon o Ray siempre tienen en las manos. Al usar las gafas pasaremos a primera persona, y podremos usar el escáner para buscar al fantasma que tratemos de cazar en el momento, aunque se esconda en algún jarrón, armario u otro elemento del escenario. Además podremos escanear diversos elementos y a las apariciones con que nos crucemos. Ésto es interesante ya que iremos desbloqueando diversa información sobre ella, tanto su tipo de ataque y puntos débiles, como una breve historia sobre su origen, por lo que completar esta fantasmapedia resultará en una tarea tanto útil como interesante. Además, el escáner también nos permitirá encontrar diversos objetos malditos diseminados por el escenario. Estos objetos son meros coleccionables, pero tienen historias bastante interesantes y divertidas, como un cono de tráfico adicto a gastar bromas a los conductores, o una lámpara de lectura enfadada que no permtite que nadie lea bajo su luz.

   En general, la acción en este Ghostbuster: The Videogame Remastered es, como en el original, bastante buena. Realmente tendremos muchos momentos intensos rodeados por gárgolas, operarios difuntos y cantantes de ópera fallecidas, por ejemplo. Pero, al igual que en el título orignal, todo esto engloba algunas sombras. Por ejemplo, las esquivas, y un poco el movimiento en general, no responden bien, de forma intuitiva. Además, si bien es cierto que mola mucho pelear junto al resto de los Cazafantasmas, el comportamiento del resto del equipo es bastante irregular, con una tendencia alarmante a caer que nos hará preguntarnos cómo es posible que sobreviviesen a su trabajo antes de la llegada del novato.

 

CONCLUSIÓN

 

Ghostbusters: The Videogame Remastered nos permite recuperar, o conocer, una auténtica joya. Gracias a la historia de Dan Aykroid y Harold Ramis, en paz descanse, realmente tendremos la sensación de participar en una película de la saga. Los personajes desbordan el mismo carisma que en el cine, con el mismo sentido del humor que en las películas. Si bien es una pena que se perdiese el doblaje al castellano, disfrutar de las voces e interpretaciones de los actores originales es una gozada, además de que la acción, a pesar de los pequeños fallos que podamos encontrarle, realmente es trepidante en muchos momentos, y nos mantendrá pegados al mando, dándonos realmente un rato más que entretenido. Tanto si ya disfrutaste del título en su momento, como si para tí es alco nuevo, no debes dejar la ocasión de unirte a los Cazafantasmas.

NOTA: 7.6