Análisis Bayonetta

Título: Bayonetta                                Plataforma: Nintendo Switch

Género: Acción, Hack '&' Slash             Distribuidora: Nintendo

PlatinumGames y Nintendo anunciaron el pasado mes de diciembre que la primera entrega de la franquicia Bayonetta se lanzaría en la actual consola híbrida Nintendo Switch este mes de febrero. Un hack & slash cargado de acción y puzles que mantiene todas las características que ya pudimos ver en Wii U, como el control táctil a través de la pantalla de la consola o las indumentarias de la bruja inspiradas en personajes conocidos de las sagas de Nintendo. Añadiendo la posibilidad de jugarlo en modo portátil.

 

HISTORIA

 

Con una manera peculiar de contar la historia, Bayonetta inicia su trama 500 años atrás, en la época donde los tres mundos existentes según rezan las leyendas vivían en paz y harmonía: El Mundo de la Luz (Paradiso), habitado por seres celestiales y divinos, el Mundo de los Humanos y el Inframundo, lugar habitado por demonios y brujas capaces de controlarlos a su voluntad. Por motivos desconocidos para nuestra sensual protagonista, el Mundo de los Sabios y el de las Brujas se suman en el caos de la guerra. Por motivos que también deberá descubrir, Bayonetta fue sumida en el eterno sueño bajo las aguas de un fangoso pantano durante cinco siglos.

Una vez despertada de su letargo y con recuerdos borrosos e inciertos de lo sucedido, descubre que ella es la única bruja superviviente de lo que presupone fue una guerra épica que acabó con ambos bandos. Desconcertada y completamente equivocada en sus conjeturas, Bayonetta se ve atacada incontables veces por ordas de seres de  la Luz sin saber el por qué. Precisamente ese será el cometdo de la bruja en esta primera entrega: descubrir qué sucedió siglos atrás en el pasado, qué fue lo que ocurrió para ser sepultada durante tanto tiempo y sobrevivir a los ataques del enemigo hasta recuperar sus recuerdos. Durante su camino contará con la ayuda de Enzo y Rodín. Un informador y un contrabandista de armas que facilitarán información del bando enemigo y provisionará a Bayonetta con incontables y poderosas armas provenientes del mismísimo infierno.

En su búsqueda de la verdad, Bayonetta se cruzará con Jeanne, una bruja de cabello blanco perteneciente al mismo clan que la protagonista y que posee las mismas y sorprendentes habilidades de combate que ella. De alguna manera, las vidas de ambas están vinculadas desde antaño y por alguna razón que Bayonetta desconoce, están condenadas a luchar la una con la otra hasta darse muerte.

Además, una misteriosa niña llamada Cereza aparece en escena. De alguna manera, la vida de la niña y de Bayonetta se ven mezcladas durante a trama, descubriendo nuestra bruja protagonista que Cereza posee habilidades que nada tienen que ver con las capacidades de un simple humano.

Multitud de incognitas y misterios se esconden en un título donde, sin ser lo más destacable, cuenta con una buena historia donde los flashbacks están a la orden del día. Esta manera de contar la historia es un arma de doble filo pues, ademas de crear momentos épicos en la historia, puede ser contraproducente al ser fácil perderse en ella.

 

GRAFICOS

 

La adaptación de Bayonetta para Nintendo Switch mantiene el acabado gráfico que ya pudimos ver en Wii U, con una resolución de 720p y 60 FPS de forma estable la mayor parte del tiempo. El genial diseño y modelado de personajes se mantienen intactos a los vistos en la anterior consola de Nintendo, incluyendo las indumentarias de la bruja inspiradas en personajes conocidos de las sagas de Nintendo. Las vestiduras de Peach, Samus o incluso el famoso Link estarán disponibles desde el inicio añadiendole además del guiño friki, texturas especiales temáticas de los juegos que homenajean incluso en las animaciones de los ataques.

El nivel de detalle de los escenarios lucen especialmente bien ya sean las lúbubres localizaciones del Inframundo o las luminosas y padisiacas escenas de Paradiso. La atmósfera en las localizaciones del juego se puede casi masticar al tener aparentemente un gran uso de las físicas y la oclusión ambiental.

Si algo hay que destacar de Bayonetta sin duda alguna son sus elaboradas coreografías y sensuales cinemáticas realizadas con el motor del juego, cargadas de acción y sensualidad no apta para cardiacos. Un baile exquisito mezclado con altas dosis de sangre y vísceras que, sumado a un diseño de personajes digno de admiración, otorgan al título una personalidad como pocos títulos han conseguido con tan sólo una entrega.


JUGABILIDAD

 

Bayonetta bebe en su jugabilidad directamente de otra famosa obra del padrede la ciatura Hideki Kamiya: Devil May Cry. El sello Platinum Games queda patente desde el minuto uno con una jugabilidad frenética caótia y sorprendente donde repartiremos maporros y tiros a diestro y siniestro con el inmenso arsenal de combos y combinaciones de botones que podremos realizar para derrotar a gigantescos y poderosos enemigos.

Además de usar nuestros puños y pies para destrozar literalmente a la inmensa cantidad y variedad de Angeles, dispondremos inicialmente de las 4 carismáticas y ya míticas armas de Bayonetta: dos pistolas en las manos y dos adosadas a su calzado a modo de tacones. Con ellas podremos realizar movimientos de lo más originales, haciendo piruetas cual acróbata mientras disparamos a diestro y siniestro a todo lo que nos amenaza.

Además, durante el transcurso del título, iremos consiguiendo objetos desbloqueables a modo de discos de música que nos ayudarán a, gracias a los conocimientos de nuestro querido amigo Rodin, obtener nuevo armamento como nuevas pistolas más poderosas, una katana, unos guanteletes o inclusive un látigo para sodomizar al enemigo durante los golpes especiales de climax.

Dichos golpes especiales o "fínishers" podremos realizarlos una vez hayamos cargado al máximo la barra de magia que tendremos a nuestra disposición. Dicha barra de magia podremos rellenarla gracias a items especiales con forma de mariposa que encontraremos escondidos en elementos destructibles del escenario o tras eliminar a los enemigos. También se irá rellenando a medida que consigamos realizar algunos combos de la inmensa lista de movimientos que poseemos (siempre y cuando consigamos evitar que el rival nos inflinja daño). Además de los combos, hay un elemento que es igual o incluso más importante de dominar si no queremos morir una vez detrás de otra: esquivar los ataques.


A golpe de gatillo, podremos evadir los golpes del rival mientras hacemos una pirueta hacia atrás o convertimos nuestro cuerpo en las Mariposas del Hades cuando hayamos adquirido dicha habilidad. Si somos capaces de esquivar el ataque en el momento justo antes de dañarnos, despertaremos lo que el título llama "el Tiempo Brujo". Durante el Tiempo Brujo, el cual es fundamental e imprescindible de dominar, el pripio tiempo como reza la técnica se ralentiza drásticamente durante unos segundos. Es precisamente en ese momento, y aprovechando que los enemigos están indefensos, cuando deberemos dar lo mejor de nuestra habilidad para realizar la mayor cantidad de combos posibles y reducir así la barra de vida del enemigo lo máximo posible.

Por suerte y dado a la complejidad y la ingente cantidad de ellos (pues cada arma diferente posee sus propios combos), durante las pantallas de carga podremos practicar los movimientos en una sala de "training".

La acción frenética que caracteriza a Bayonetta se centra en que cada uno de los combos es más impresionante a nivel visual que el siguiente de la lista. Dominarlos todos y ser capaz de ejecutarlos a la perfección no es tarea fácil. Es por eso que Bayonetta no es un Hack '&' Slash al uso donde la jugabilidad sólo se basa en dos botones, siendo por ello por su grado de aprendizaje posiblemente el título del género con la jugabilidad más compleja de la generación pasada y actual ya que, por poner un ejemplo de rival directo dentro del género, God of War podría dominarlo hasta un bebe de teta si entramos en odiosas comparaciones.

Por si fuera poco, y además de las diferentes armas, combos y golpes especiales que podremos comprar en la Posada del Inframundo regentada por Rodin usando Halos como moneda de cambio, Bayonetta cuenta en su repertorio como si de un animago de Harry Potter se tratara, la capacidad de convertirse en pantera o cuervo. Dichas habilidades las obtendremos a medida que avanzamos en la historia, y nos serán muy útiles en los zonas de exploración y ante los puzles que encontremos en nuestra travesía. Con nuestra forma de pantera, adquiriremos una major velocidad y capacidad de salto (además de poder lanzarnos al cuello del enemigo si pulsamos el botón en el momento oportuno. En nuestra forma de cuervo, adquiriremos la posibilidad de volar durante unos segundos. Muy útil para acceder a las zonas donde el doble salto en nuestra forma humana no es suficiente.

Por último, hablando de las capacidades ofensivas disponibles en el repertorio donde la sensualidad y el erotismo que han hecho conocido al título se elevan hasta el paroxismo, podremos, como buena bruja que emplea elementos como el cabello que conforma su traje, invocar a criaturas del averno con las que tenemos realizados un pacto de sangre. A base de movimiento de cadera, pose sexy y la peligrosa y sugerente pérdida de nuestra vestimenta, asestaremos con nuestra mascota un ataque final y devastador que al igual que los "finishers" antes mencionados la acción se muestra a modo de cinemática donde deberemos presionar los botones que nos aparezcan en pantalla para conseguir la mayor cantidad de puntos y orbes posibles. Estas increibles y no aptas para mayores de 18 escenas nos haran subir algo más que las pulsaciones sin lugar a dudas.

La principal novedad en esta versión es la posibilidad de poder disfrutar del título en caulquier lugar gracias a las capacidades portátiles de la consola. Además haremos uso de las cualidades de la pantalla táctil, pudiendo manejar al personaje y la jugabilidad total del título. Un reto que, pese a ser intuitivo, no termina de convencer dado al maravilloso control del título haciendo uso de los botones normales del mando.

Para concluir este apartado no podemos evitar de hablar de los diferentes modos de dificultad del título. En su día se creó una polémica importante detrás de Bayonetta al incorporar los modos fácil y muy fácil, donde en este último podremos completar la totalidad del título con tan sólo presionar un botón. Dicho nivel de dificultad considero que fue criticado injustamente dado que (a mi no me cabe la menor duda) está orientado a disfrutar tranquilamente de la trama del juego y de la espectacularidad de la totalidad de los coregrafiados y excitantes combos y movimientos especiales. Algo que sin duda alguna, requiere de un nivel de apredizaje y habilidad muy altos para poder disfrutar en el modo normal.

Bayonetta en su modo de dificultad estandar es un reto digno de los jugadores más exigentes ya no sólo por, reitero, la cantidad de complejos combos que podemos llegar a realizar; sino por que durante cada capítulo (y pese a que podremos crear objetos con forma de chupa chups que nos proporcionen puntos de vida, un escudo defensivo o la capacidad de asestar durante un tiempo golpes más fuertes) sólo dispondremos de una barra de vida disponible, la cual no se puede rellenar si no es por el uso de objetos que hemos creado. Al final de cada capítulo y en función del daño recibido, el numero de objetos usados, la cantidad de reintentos si nos han matado o la cantidad de combos realizados, se nos proporcionará una calificación que, si queremos presumir de ser jugadores experimentados, no deberían ser menores de una estatua de platino o platino puro. Un auténtico reto en los capítulos largos plagados de jefes finales.

 

SONIDO

 

Por si fueran pocos los elementos que hacen de Bayonetta uno de los mejores juegos de la generación pasada, hay que sumarle la calidad del apartado sonoro. Abrumadoramente bella, la banda sonora de Bayonetta cuenta con un sinfín de sintonias y piezas musicales que tocan todos los palos dentro del género musical. Desde múscica ochentera que evoca (y realmente se parece) a la sintonía de los Angeles de Charlie hasta música coral de estilo barroco podremos encontrar en el repertorio sonoro del título. Además y por si fuera poco, Bayonetta osa con versionar un clásico de la música como lo es Fly me to the Moon. Dicha canción popularizada pero no propia de Sinatra, es una de las canciones más versionadas de la história de la música, apareciendo en multitud de películas y series de televisión.

Quitando la dificultad y el riesgo que supone versionar un clásico, cabe destacar que, en lo personal y quitando la versión del cantante Neoyorkino, Bayonetta cuenta con la mejor y más moderna versión de esta maravillosa composición (por encima incluso que la adaptación de mi amada Neongeneis Evangelion). Como fan reconocido de bandas sonoras, esta pasa a estar dentro de mi lista de favoritas.

Además de poseer una de las mejores, más extensas y variadas bandas sonoras de la generación pasada, Bayonetta cuenta con multitud de escenas dialogadas de gran calidad en su doblaje donde destaca sin duda alguna la voz grave y sugerentemente dominante de la protagonista. Aunque nos hubiera gustado a todos ponerle voz en castellano a la bruja más sensual de los videojuegos, el doblaje se mantiene a la misma altura de calidad del título para hacerlo grandioso. Además y por si fuera poco, si no nos convenciese el doblaje inglés, podremos seleccionar en el menó de opciones las voces originales japonesas.

 

CONCLUSION

 

Bayonetta cuenta con una jugabilidad centrada en la acción y el desenfreno, que caracteriza a los títulos de PlatinumGames. Pudiendo disfrutar con multitud de complejos y elaborados combos que nos dejarán con la boca abierta por sus sugerentes y coreográficos movimientos. El control es perfecto y está muy bien adaptado cuando jugamos de forma portátil, en el cual, además de poder usar la pantalla táctil para controlar el juego. Aunque no está mal implementado si es verdad que se pierde parte de la esencia de la jugabilidad de este elaborado y complejo título.

La banda sonora del juego es un placer para los sentidos si se tiene cierta sensibilidad hacia la música y todos sus palos. Y por supuesto luce especialmente bien en el detalle de los escenarios y diseño del personaje de Bayonetta gracias sin duda a su carisma. Con impresionantes cinemáticas cuando realizamos una invocación o asestamos un golpe final devastador al enemigo de turno. Aunque al tratarse de una adaptación del juego a Nintendo Switch no explota las capacidades técnicas de la consola.

 

NOTA: 9